053 · Desbordamiento Val del Omar

Proyecto

La ascensión de las glándulas a la antimateria

1. Reciclaje. Aprovechamiento de los elementos construidos, la disposición de los paramentos de división de las salas y los materiales y el mobiliario de exposiciones precedentes, para optimizar esfuerzos, costes y plazos.

2. Criterio curatorial. La organización de los recorridos de las salas y de la disposición de las obras se adecua a la estructura expositiva planteada por el comisario de la muestra. El recorrido se plantea como el paso por 5 esferas temáticas del trabajo del artista José Val del Omar y que no necesariamente se corresponden con un progreso cronológico: Misiones Pedagógicas, Poesía de la Técnica, Vibraciones de una Granada, Laboratorio PLAT y Tríptico Elemental de España (formado por Fuego en Castilla, A Cariño Galaico y Aguaespejo granadino). En la última sala se ubican unas mesas para la documentación y el desarrollo de actividades relativas a la exposición.

3. Luz natural vs. luz artificial. A partir de un cuidadoso estudio de los huecos de las salas y de la estrategia de disposición de las obras, se realizan aperturas de algunos huecos de fachada actualmente clausurados y se cierran otros para no interferir con la luz de proyecciones. De esta manera, se aprovechan al máximo las entradas de luz natural, potenciando las piezas y regulando la circulación y la organización del conjunto.

4. Jardín de máquinas. El visitante tendrá la oportunidad de experimentar el universo creativo de Val del Omar mediante la inmersión en el laboratorio de tientos en Picto-Lumínica-Audio-Táctil (PLAT). Esta sala ubicada en medio del recorrido de la exposición es una fiel reproducción del espacio en Madrid donde el artista ensayaba sus experimentos, desarrollaba sus prototipos y, además, residía. Se han trasladado todos sus artefactos, componentes electrónicos, mecanismos, filtros, etc., incluida la última versión de la Truca, un artefacto para componer y filmar imágenes, configurado a partir del ensamble de un conjunto de artilugios, que fue rehabilitado para ser presentado en funcionamiento durante la exposición. El PLAT incluye la cocina y la celda de apenas 3m2 amueblada con una cama y un pequeño monitor de televisión donde Val del Omar descansaba. En palabras del comisario, recorrer el PLAT es pasear por un “jardín de máquinas”.

5. El desbordamiento apanorámico. La muestra concluye en el Tríptico Elemental de España. Se trata de tres salas de proyección de “cinegrafías libres” sobre las que se ensayan las técnicas de desbordamiento ingeniadas por Val del Omar. La técnica de desbordamiento apanorámico consiste en la yuxtaposición de diferentes imágenes sobre la película hasta desbordar la sala por suelo, techo y paredes, envolviendo al espectador en una atmósfera única.

volver